Tecnología Tratamiento Corona

¿Cómo funciona el Tratamiento Corona?

 

Es una técnica que se utiliza
para modificar la superficie
de determinados materiales 
con superficies químicamente inertes y no porosas, con baja tensión superficial, como la mayoría de plásticos. Dicha característica hace que no sean receptivos a la vinculación
con tintas de impresión, revestimientos y adhesivos.

 

Este tratamiento se utiliza también para la limpieza y el desengrase de materiales muy diversos.

Aunque los resultados son invisibles
a simple vista, la aplicación de tratamiento corona a las superficies de estos materiales (al modificar su estructura molecular), aumenta su tensión superficial, facilitando un mayor poder de adhesión y de humectabilidad sobre dichas superficies.

 

El tratamiento corona se realiza mediante
la utilización de un generador de alta tensión
y alta frecuencia, un transformador elevador de tensión y una estación tratadora dotada de un sistema electrodo-contraelectrodo, con un dieléctrico entre ambos.

 

Esta técnica fue desarrollada en 1951
por el ingeniero danés Verner Eisby.
Uno de sus clientes le había planteado
si podía encontrar una solución eficiente
y controlable que permitiera imprimir
sobre materiales plásticos. Se le ocurrió
que la utilización de una descarga de alta
tensión eléctrica a alta frecuencia podría
ser eficaz en el tratamiento de las superficies
de dichos materiales.

Aplicaciones

El tratamiento corona comenzó
a aplicarse en las líneas
de extrusión de films plásticos, pasando a ser posteriormente incorporado tambien en las líneas de impresión; laminación
y adhesivación de materiales plásticos y películas metalizadas.

Películas conductivas

Materiales

Plásticos aumenta la adherencia de tintas, adhesivos, recubrimientos y laminados.

 

Metales actúa limpiando y desengrasando, mejorando su adherencia.

 

Tejidos aumenta su humectabilidad y, 
por tanto, la calidad de impresión sobre 
los mismos.

 

Papel y cartón aumenta su humectabilidad, consiguiendo mejoras en su impresión, adherencia y compactación.

Películas no conductivas